Illo, ¿y Bosnia pa cuándo?

20 Oct, 2021

Hoy anunció la UER la lista completa de participantes para la próxima edición del Festival de Eurovisión y, pese a los retornos, a uno se le rompe el alma al faltar de nuevo Bosnia.

Quizás sea porque debutaron en el año en el que yo nací. Quizás por aquel Hello Millstreet, this is Sarajevo calling que, pronunciado mientras la Guerra de los Balcanes arrasaba el país, provocaba que todo el auditorio rompiese en aplausos. Quizás sea por Pokusaj de Laka, una de mis canciones favoritas, que fue durante años mi tono de llamada (cuando aún se llevaba eso de llevar el teléfono con sonido).

Lo mismo es por Dino Merlin. O por Maya Sar. O por el pódium histórico de Hari Mata Hari, que bien podría haber sido la primera victoria bosnia de no haberse topado con Lordi y con Dima Bilan. Hay muchísimas razones por las que me encantaría que volviera Bosnia y Herzegovina al Festival.

Pero lo cierto es que no, como diría Dani Martin, No vuelven. Ya ni siquiera hay rumores de que la UER se siente a discutir con la BHRT para renegociar la deuda existente para así tratar de volver a Eurovisión. Ya no hay patrocinadores privados que sufraguen la candidatura. Mientras que Montenegro ha conseguido regresar este año junto a Armenia, la situación para el otro país balcánico parece que nunca se arreglará. Y es una lástima tremenda.

Al principio de este artículo ya dejé entrever mi amor por las candidaturas bosnias, fieles entre las posiciones altas en mis rankings. Y, sin querer ser injusto con otras candidaturas que también me fascinaron, aquí están mis tres favoritas de la historia de Bosnia y Herzegovina en la historia del Festival de Eurovisión:

Laka – Pokusaj

(10º – 110 pts / SF: 9º – 72 pts)

Aquí no había dudas. Pokusaj, más allá de ser mi canción bosnia favorita, es una de mis canciones (eurovisivas o no) predilectas. Sé que es raro, sé que no es para todos los públicos, pero sin ser yo un gran amante de las joke entry, me parece que tiene lo justo de joke para ser simpática. Además, es una canción preciosa y que instrumentalmente me fascina. Mi teléfono siempre sonaba con el soniquete previo al último estribillo. Gallina de piel, que diría el difunto Johan Cruyff.

Maya Sar – Korake ti znam

(18º – 55 pts / SF: 6º – 77 pts)

En cuanto a resultados para el país bosnioherzegovino, la representación encabezada por Maya Sar no es la mejor ni mucho menos. Pero la balada que trajo la cantante de Tuzla es tan preciosa, dulce e íntima, con esa pátina balcánica, que era imposible no amarla. El que les escribe ya quedó prendado de Maya Sar cuando participó como corista el año anterior con Dino Merlin a los mandos (otro auténtico temazo que merecería estar aquí también) y se alegró muchísimo cuando la BHRT confirmó que sería ella en solitario la representante.

Hari Mata Hari – Lejla

(3º – 229 pts / SF: 2ª – 267 pts)

El tótem del país en el Festival. Otra balada, esta con un sabor balcánico de primer nivel. Y no es para menos, ya que la composición corrió a cargo de Zeljko Joksimovic, el mago serbio. Poco que añadir que no se haya dicho sobre la fantástica canción que rozó la victoria en Atenas, una canción eterna que seguiremos paladeando in saecula saeculorum. Turquía acabara volviendo (¡y ojalá sea pronto!), lo de Armenia se sabía que era cuestión de poco tiempo y lo de Montenegro ha sido una agradable sorpresa. Pero a mi se me queda el sabor amargo de volver a echar en falta a un país que no levanta flashes ni el amor unánime de la afición, pero que en lo personal, a mi (casi) siempre me ha regalado canciones fabulosas.

Nuestras Movidas más recientes por escrito

Por escrito estamos muy bien, pero en podcast estamos incluso mejor

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad