El pasado 31 de diciembre, el Movidas recibió su primer varapalo: a pesar de la campaña impulsada por nuestro equipo, ¡Ay, qué deseo! no logró entrar en el ESC 250. A pesar de ello, tenemos que quedarnos con una pequeña victoria: nunca antes se había hablado tanto de la candidatura de España en 1996.

Cuando el día 2 de enero se publicaron los resultados completos en la web de Songfestival.be, las redes sociales se dividieron en dos grupos: una gran mayoría en contra de Don Antonio Carbonell y alguna que otra persona que se ha ofrecido a la causa para 2021. Ante la avalancha de odio desmedido contra ¡Ay, qué deseo! vimos que era necesario celebrar el mayor de nuestros formatos: aquí os traemos su sepelio, como regalo en el Día de Reyes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad