Benidorm Fest: Cinco estudios que podrían diseñar la marca

10 Oct, 2021

La próxima edición de Eurovisión va camino de convertirse en una de las más icónicas de la historia reciente del festival. Todos esperábamos que la victoria de Italia trajese una organización cuanto menos peculiar, pero nunca imaginábamos que todo el proceso se dilataría tanto en el tiempo.

A principios de septiembre, la cuenta oficial de Eurovisión en Twitter anunciaba que pronto conoceríamos la sede del certamen. No fue hasta un mes después que por fin anunciaron, previa filtración de toda la prensa italiana, que Turín será el destino elegido.

La histeria colectiva por fin ha comenzado, con subidas imposibles de precio en vuelos y alojamientos. Pero existe un colectivo dentro de los seguidores del certamen que por fin ha visto la luz. Como no puede ser de otra manera, me refiero a los eurofans que año tras año visualizan cómo les gustaría que fuese la identidad gráfica de la siguiente edición. A veces con referencias a la cultura del país, en otros casos basándose en conceptos tan complejos como la música o la confraternación. ¡Que no sea por ganas!

Siendo completamente honesto, yo también he sufrido en silencio la ausencia de noticias sobre la sede. Libretas y lápices me esperaban en sus cajones, ansiosas por ayudarme a garabatear las ideas que se venían a mi cabeza sobre la posible identidad gráfica de Eurovisión 2022. ¡Ni que decir tiene que las Adobe Sisters estaban también atentas a las noticias! Photoshop, Illustrator, Premiere y After Effects estaban esperando su momento.

Creando la identidad del Benidorm Fest

Pronto comenzaremos a ver conceptos creativos desarrollados por los seguidores de Eurovisión para la edición de Turín. Mientras tanto, algunos aprovechamos el Benidorm Fest como fuente de inspiración.

Cómo sería visualmente la “nueva” preselección de España. Mejor dicho, cómo creemos que debería ser visualmente el certamen. Esta es la pregunta a la que cada uno intenta dar respuesta desde su disciplina.

Estos son algunos bocetos que fui trabajando en Illustrator, obviamente mezclados entre sí. Mi proceso creativo es absolutamente caótico, ¿de dónde creíais si no que sacaba mi absoluta falta de lógica presentando los episodios del podcast?

Al final encuentras una idea que te encaja lo suficiente y comienzas a tirar de ella. A veces llegas a un resultado que te gusta, otras veces vuelves a la casilla de salida y vas en otra dirección. En muchas ocasiones, acabas desechando todo lo que tienes y empezando de cero absolutamente.

En mi caso, la solución que más me convenció surgió deformando una b minúscula, deformándola hasta convertirla en una masa que puede adoptar muchas identidades distintas y empleando tonalidades cálidas porque el formato necesita ser acogedor con el espectador. Esta es la solución final que encontré.

No es suficiente crear una identidad bonita

¿Me gusta la idea que he tenido y la dirección que ha tomado? Absolutamente. ¿Creo que es lo que necesita RTVE para la identidad del nuevo Benidorm Fest? En absoluto.

A principios de este verano terminé mi etapa laboral en un estudio de diseño gráfico en Málaga. Una de las principales enseñanzas que me llevé de allí fue el primer paso para crear una identidad gráfica potente es un análisis certero de las necesidades comunicativas que tiene esa entidad.

A partir de ahí ya llegarán la estrategia, el desarrollo conceptual y visual de la marca, así como las diferentes aplicaciones de la marca. Este proceso nos llevará a tener una identidad, que no necesariamente acabará siendo la más bonita.

Países Bajos y las necesidades comunicativas

El Festival de Eurovisión es un evento musical único en su especie, cuyo logotipo se mantiene común para todas las ediciones pero que se adapta visualmente al concepto desarrollado por cada televisión organizadora. Semejante a los JJOO, por ejemplo.

Cuando hablábamos de que una marca tiene que responder a unas necesidades comunicativas y una estrategia determinados, sin necesidad de una solución “bonita” en el sentido estricto de la palabra, el ejemplo de Países Bajos es claro.

La consultora neerlandesa CLEVERºFRANKE fue la elegida para desarrollar la identidad de Eurovisión 2020 (y 2021). Al final cada estudio o agencia le da una impronta de personalidad propia a los diseños, y en este caso se notó la influencia del data driven design en Open Up y todas sus adaptaciones.

El logotipo de 2020, así como el de 2021, no pretendía ser bonito per se. El logotipo de 2020 respondía a una necesidad de comunicación que la UEFA ahora ha tomado prestada para hacer una versión libre y bastante menos acertada visualmente, las cosas como son. Pero al final quería reflejarse la apertura de Países Bajos, haciendo un simil con la apertura del festival a los diferentes países que se han ido incorporando al certamen y crear una única identidad con todas sus banderas.

Y para eso usaron la información, el data driven design. Podría no ser el diseño más bonito, pero era tremendamente funcional y probablemente más memorable que otras identidades. Porque seamos sinceros, la identidad de Copenhague 2014 tiene menos gracia que un pan sin sal.

Cinco estudios que podrían hacer un gran trabajo con el Benidorm Fest

Parte del éxito que tenga este año el Benidorm Fest reside en la capacidad para atraer al público. La identidad gráfica quizás no sea la pata más importante, pero sí que se convierte en la punta de lanza de la estrategia de marketing.

No nos engañemos, no hace falta llegar a los extremos conceptuales del Eesti Laul, cuya capacidad de metamorfosis es sorprendente año tras año. Ni tampoco hace falta un concepto cerradísimo como el Melodifestivalen.

Lo que necesita el Benidorm Fest es poner el tiempo, el dinero y los recursos necesarios para crear una identidad memorable. Corrijo: memorable y contemporánea, que sigue siendo una de las tareas pendientes de RTVE en materia de preselecciones. No es la única, obviamente, pero creo que de esas son plenamente conscientes y parece que todos los pasos que da el comité van en esa dirección.

No sé si el desarrollo de la identidad del Benidorm Fest corresponderá a un equipo interno de la casa o se trabajará de forma externa con un estudio de diseño gráfico. Sin embargo, me he tomado la licencia de pensar en cinco estudios españoles que podrían hacer un gran trabajo:

Folch: ¿Habéis visto alguna vez la actuación de Rigoberta Bandini en un pequeño estudio blanco? El mismo estudio blanco en el que Amaia actuó con Alizzz. Ese proyecto, conocido como Gallery Sessions, es producto de Folch. Este estudio barcelonés es uno de los más potentes en nuestro país a nivel conceptual y creativo, teniendo entre sus clientes marcas como Lacoste o Adidas. Uno de los puntos que personalmente más me gustan de este estudio es cómo integran el vídeo y lo atrevidos que son en sus proyectos.

Gallery Sessions es la sala de conciertos para disfrutar en Youtube

Mucho: Hicieron toda la transformación de Telemadrid, que fue una revolución en la marca de la cadena pública. Sin embargo, lo que más me motiva para incluir su nombre en esta lista es que han trabajado desarrollando la identidad del Primavera Sound. Es decir, tienen ya experiencia en trabajar en la marca de un festival y creo que siendo una de las claves de lo que necesitaría RTVE.

Vasava: Con experiencia previa en trabajar con RTVE, este estudio es el responsable de la identidad de marcas como el Atlético de Madrid. Que probablemente mi compañero Carlos Pecharromán esté en desacuerdo, pero a nivel de diseño es un trabajo excelente. En lo personal soy muy fan de lo atrevidos y coloridos que suelen ser sus proyectos, visualmente impactantes y arriesgados en su resolución.

Narita Estudio: Estudio puntero en la provincia de Málaga, que la tierra tira mucho. El equipo de Narita cuenta con algunos de los diseñadores con más talento que he conocido, con un nivel de resolución final en sus productos muy pulido. En su equipo se encuentra el ilustrador Fabián Suárez, responsable de las ilustraciones del último libro de Borja Terán. Si RTVE apostase por una marca limpia, Narita sería una buena opción para el proyecto.

Erretres: Responsables de la arquitectura de marca de Canal Plus en España, para la cual hicieron un trabajo de investigación y conceptualización bastante extenso. Erretres es uno de los estudios de diseño más importantes de nuestro país, poniendo especial hincapié en la parte de la investigación y estrategia para crear soluciones que pueden parecer sencillas en apariencia pero muy sólidas en cuanto a sus fundamentos.

Se me quedan en el tintero algunos estudios como Summa o Garaje de Ideas, que podrían hacer aportaciones interesantes al imaginario del Benidorm Fest en caso de tomar las riendas del proyecto. En el caso de Garaje de Ideas, por ejemplo, podrían participar en el desarrollo de aplicaciones digitales que ayuden al proceso.

Pero bueno, todo esto son fantasías. Sea un estudio externo o un equipo interno, lo fundamental es claro: cuidar la marca será un buen punto de partido si queremos que el Benidorm Fest no sea flor de un día.

Nuestras Movidas más recientes por escrito

Por escrito estamos muy bien, pero en podcast estamos incluso mejor

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad