La historia habla de prácticamente sesenta años ininterrumpidos de España en el Festival de Eurovisión. RTVE desde 1961 es uno de los grandes de la esfera europea de radiodifusión, y con sus sombras y menos luces, su presencia en el festival ha sido un mantra inacabable, una cita ineludible.

Sin embargo, en 1994 la cosa pudo acabar con una desaparición al año siguiente y lo que es peor, anulando toda posibilidad de un gratísimo segundo puesto un año después también en Dublín. Esta es la historia del año de Alejandro Abad en Irlanda y de una salvación sobre la bocina.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad