Restan unas pocas semanas para que se celebre el Festival de Eurovisión Junior de 2020 en Polonia (esto no es del todo cierto, pero oficialmente es la sede, sí) y había pensado que sería buena idea volver a escribir en la web del Movidas una pieza relacionada con este evento que, pese a que no nos acordemos muy a menudo, sigue existiendo. ¡Y España participa!

Sí, España participa en el Junior de nuevo y lo hace desde el año pasado cuando Melani, también conocida como La Niña, acudió a Gliwice con la canción ‘Marte’ para lograr una tercera posición. Este fue el regreso de nuestro país al certamen tras una ausencia de no sé cuantos años, doce, creo. Y es que entre 2003 y 2006 también competimos. Y ganamos, y logramos dos segundos puestos y un cuarto.

Este año regresamos, tras el éxito de Melani, con Soleá, la pequeña de la familia de los Farruco. Recién hemos sabido que interpretará ‘Palante’, previsiblemente, desde un plató de Prado del Rey en el que RTVE se va a dejar una auténtica pasta. Más nos vale quedar bien con este tema de estilo pop urbano que parece que va a pegar fuerte.

El caso es que, dada la cercanía de dicho acontecimiento, se me ha ocurrido redactar unas líneas con artistas que pasaron por la versión infantil de Eurovisión y hoy en día son grandes artistas, con la esperanza de que algo similar le ocurra a todos aquellos que pasen por ese escenario de aquí en adelante.

Antonio José

Fue el tercero en representarnos en el festival con ‘Te traigo flores’, una canción que no merecía otra cosa que la gloria después de tener una frase tan profunda como “y te regalo el firmamento, un dibujito, un poema, una rumba, y todos mis tazos de colección”. ¡¿Pero cómo no vas a votar a un chaval que te está diciendo que te da todos sus tazos?! Con el valor sentimental, material y de todo que tiene eso… incalculable.

La verdad es que podría resumir lo que es Antonio José en tan solo ese párrafo, porque para mí con esa estrofa se ganó el título de estrella, pero en realidad el niño creció y tras estar unos años ausente de la pequeña pantalla, regresó para participar en La Voz, y ganó el programa, pudiendo iniciar, de la mano de Universal Music, una carrera en el mundo de la música como Dios manda. De esta manera fueron llegando al mercado sus álbumes ‘Senti2’ (2016), ‘A un milímetro de ti’ (2017) y Antídoto (2019), consiguiendo con este último ser éxito de ventas a nivel nacional el mismo día de su lanzamiento.

Alina Eremia

Me hace gracia escribir sobre Alina Eremia en este artículo porque muchos de vosotros vais a pensar: “¿pero y esta quién es?” Y en parte tenéis toda la razón del mundo, pues el resto de los integrantes de la pieza son fácilmente identificables, pero ella… pues como que no. Pero yo os lo razono muy brevemente.

El caso es que como ya sabréis si sois firmes seguidores de nuestro podcast, y si no lo sabéis, os lo recuerdo, yo soy un hombre de mundo y he vivido en diversos países (en realidad solo en tres, pero siempre me las doy de interesante), entre ellos Rumanía, de donde procede esta artista. Y por eso, para mí es una celebridad.

Espero que a partir de ahora también lo sea para vosotros, porque tiene auténticos bopasos, como solemos decir nosotros. También hace las veces de Gisela versión rumana, ya que pone voz a muchas películas de Disney como Pocahontas o La bella y la bestia en su doblaje a este idioma.

Molly Sandén

Las tres hermanas Sandén pasaron por el Junior. Molly lo hizo en 2006, Frida en 2007, y Mimmi en 2009. Pero, como es obvio, tenemos que quedarnos con la primera, la que se ha convertido en una auténtica estrella en Suecia y, de forma más reciente, fuera de las fronteras del país nórdico.

Molly ha pasado por el archiconocido y aclamado Melodifestivalen en tres ocasiones: en 2009 con ‘Så vill stjärnorna’ (quedó última), en 2012 con ‘Why Am I Crying’ (fue 5ª) y en 2016 con ‘Youniverse’, escrita con su por aquel entonces pareja, Danny Saucedo (terminó en 6ª posición).

Aunque no ha llegado a pisar, de momento, el escenario de Eurovisión en su versión adulta, la cantante sueca está más que ligada al concurso ya que su trabajo más reciente es precisamente el de poner voz a las diversas canciones de la banda sonora de El Festival de la Canción de Eurovisión: la historia de Fire Saga, bajo su otro nombre, My Marianne.

Roksana Węgiel

Roksana Węgiel representó a Polonia en el Festival de Eurovisión Junior de 2018 y logró con la canción ‘Anyone I Want to Be’ (un tostón de tema) la primera victoria de su país en la historia del certamen. Sí, lo consiguió porque las propias naciones podían votar por sí mismas de forma online y los centroeuropeos que son muy chulos, se dejaron los dedos en hacer click por la chavala y ¡hala!

Que yo no quería incluirla en esta lista, porque soy más de Viki Gabor (quien sí cuenta con auténticos temazos además de ‘Superhero’) pero es que te metes en Wikipedia y resulta que la amiga Roxy es una auténtica celebridad en Polonia, tanto que el año pasado recibió el MTV Award a mejor artista polaca, con 14 añitos. ¡Y también la nominaron al Kids Choice Award!

Los que han repetido en el Eurovisión de adultos

Aunque pueda parecer similar, la situación de los artistas que procedo a enumerar a continuación es totalmente distinta. Porque repetir en Eurovisión, o en este caso, pasar de la edición infantil a la de adultos, es símbolo de éxito… a medias. Me explico, ha habido casos en los que un intérprete ha acudido a la versión “de mayores” porque, en cierto modo, ha tenido una proyección: es el caso de las hermanas Tolmachevy (representaron a Rusia en el Junior en 2006 y estuvieron en Copenhague 2014), OG3NE (Países Bajos en 2007 / 2017) o Nevena Božović (Serbia en 2007 / 2019).

Por otra parte, están aquellos a los que “no les ha quedado más remedio” ya que pertenecen a un país como San Marino. Este es el caso tanto de Michele Perniola (participó en el Junior en 2013), como de Anita Simoncini (hizo lo propio en 2014 como miembro de The Peppermints). Ambos, elegidos por la SMRTV, acudieron a Viena en 2015 con el tema ‘Chain of Lights’, y esto es lo único que voy a decir sobre dicha propuesta porque si no me demandan y nos cierran este chiringuito llamado Euromovidas.

En último lugar, las pobres Destiny Chukunyere (representó a Malta en el Junior de 2015) y Stefania (formó parte de Kisses en la edición infantil de 2016), que se han quedado sin poder ir este año a Róterdam, pero tendrán la oportunidad de hacerlo, sí o sí tras sendas confirmaciones, el año próximo. ¡Y ya se verá qué es de ellas!

¿Y María Isabel?

Con María Isabel, nuestra Marisa, tengo sentimientos encontrados. Y digo “nuestra Marisa” porque así lo siento, es de todos los españoles. La conocimos cuando era una niña y cautivó a propios y extraños, locales y extranjeros, con su desparpajo en Lillehammer 2004 y su ‘Antes muerta que sencilla’ logrando la primera y única victoria de España en el Junior. Un recuerdo para toda la vida, algo muy valioso.

Lo describo así porque aún con todo y con eso… he de decir que no tengo la sensación de que María Isabel haya triunfado al igual que lo han hecho los otros artistas a los que he dedicado unas cuantas líneas de este artículo. Que no quiere decir que me parezca poco, ganar un Junior vale mucho, y más para nosotros los eurofans españoles, pero creo que todos podréis hacer el esfuerzo de entender por qué lo digo.

Si bien ha hecho bastantes cosas durante su carrera: fue presentadora de Los Lunnis, hizo una película llamada Ángeles S.A. y en este último año la hemos visto participando en Tu Cara Me Suena, en el mundo de la música, a lo que ella realmente se dedica, no corre demasiada suerte con temas flamencos, reggaetoneros, urbanos, ¡qué se yo!, con la firma de Juan Magán, Moncho Chavea, entre otros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad