¡Sí! Por fin ha llegado ese momento del año. La espera ha terminado y ya está aquí el Festivali i Këngës albanés para dar el pistoletazo de salida a la elección de candidaturas para el Festival de Eurovisión. Como no podía ser de otra manera, la RTSH volverá a convertirse en la primera televisión pública en escoger intérprete y tema mediante la celebración de su mítico (aunque ligeramente distinto dadas las circunstancias) concurso nacional de la canción.

¡Cómo me gusta a mí un Festivali i Këngës! Con sus interminables reklama (anuncios), discursos, semifinales en las que no se clasifica nadie… Todas esas cositas que lo hacen único y especial. ¡Si es que es el primero de la temporada! ¡Cómo no amarlo!

Y es precisamente el hecho de ser la primera toma de contacto con la venidera edición del Festival de Eurovisión lo que me hace escribir estas líneas, ya que el Këngës peca a veces de “precoz”. Está claro que algún país tiene que abrir la veda, y en este caso siempre es Albania, pero… ¿es una buena idea ser el primero en mostrar las cartas?

Cabe destacar que Albania se caracteriza por cambiar de forma sustancialmente sus candidaturas del Festivali i Kënges al Festival de Eurovisión en el periodo comprendido entre la celebración del primero en el mes de diciembre Y la fecha límite que pone la UER para la presentación oficial de candidaturas: que si melodía, que si letra, que si idioma… lo que ellos consideren oportuno.

Mirëdita!

No sé por qué me enrollo tanto en algo que todos sabemos, cuando realmente lo que vengo a hacer hoy aquí es otra de mis maravillosas listas. En esta ocasión, hablaré de canciones del Këngës que, bajo mi punto de vista, hubiesen pasado a la gran final de Eurovisión en su año de participación de haber resultado vencedoras en el Palacio de Congresos de Tirana (revamps aparte), mientras que las que realmente lo consiguieron, se quedaron en semifinales.

A ver, igual para pasar a la final… va a ser que no, pero ¿cómo me voy a contradecir ahora en el propósito del artículo? Alguna alternativa a la candidatura de Luiz Ejlli en 2006 con ‘Zjarr e ftohtë’ tenía que presentar, y si encima se trata de Era Rusi (una de las favoritas este año) mejor que mejor. La cantante participó en el FiK 44 con ‘Nuk je ëndërr’, una balada que yo calificaría de dramón de cuidado. Quién sabe si tras los éxitos de Anjeza Shahini y Ledina Çelo algo más lento hubiese quedado mejor. Nunca lo sabremos.

La de 2007 probablemente sea la candidatura más espantosa jamás enviada por Albania a Eurovisión. Frederik Ndoci acudió a Helsinki con ‘Hear My Plea’, el revamp de ‘Balada e Gurit’, canción con la que resultó vencedor del FiK 45. Bueno, pues tendría que haber devuelto los 49 puntos que le dieron porque encima fue 17º de 28 semifinalistas. ¡Un auténtico milagro! ¿Quién debería haber acudido en su lugar? Obviamente, nuestra queridísima y aclamadísima (como diría José Luis Uribarri) Mariza Ikonomi, con ‘Ku është dashuria’. En el Movidas somos totalmente de Mariza, ya lo sabéis.

El FiK 51 correspondiente a Eurovisión 2013 fue un “All Stars” total y absoluto. En él participaron exeurovisivas como Anjeza Shahini o Kejsi Tola, junto a míticos artistas albaneses como Dr. Flori o Flaka Krelani. Pero no, no ganó ninguno de ellos. La victoria fue para Adrian Lulgjuraj & Bledar Sejko con ‘Identitet’, un rock malo… muy malo. Mi favorita ese año fue Kejsi Tola con un temazo llamado ‘S’jemi më atje’, que hubiese pasado a la final en Malmö seguro.

En albanés como ‘Zemërimi i një nate’ era durita aunque tenía un pase, pero tras la adaptación al inglés como ‘One Night’s Anger’ con ese cambio en la melodía, lo siento, lo de Hersi Matmuja es un NO. Oye, un bache lo tiene cualquiera, y también es cierto que en 2014 aún pesaba la sombra de Rona Nishliu dos años atrás. Igualar eso está claro que iba a ser una tarea harto complicada (que a día de hoy aún no ha ocurrido). ¿Lo mejor de ese FiK 52? Nada. Si eso ‘Me ty’ de Klodian Kaçani.

El de 2016 os juro que es el caso que menos me explico de todos los que he vivido respecto al Festivali i Këngës. Dos temazos como eran ‘Merrmë që sot’ de Aslajdon Zamaj y ‘S’je për mua’ de Flaka Krelani, se vieron superados en el podio por ‘Përrallë’ de Eneda Tarifa, que es una canción totalmente insustancial. ¡Y encima la pasaron a inglés como ‘Fairytale’! Un horror. Mención especial tengo que hacerle aquí a mi niña Nilsa Hysi que quedó 6ª con ‘Asaj’, la mejor canción que ha pasado nunca por el FiK.

2017 ha sido el último año en el que Albania se ha caído con todo el equipo, y normal. La pobre Lindita, ganadora del FiK 55 con ‘Botë’ que finalmente sería ‘World’… qué más da, era una bazofia de canción, un tema que no aportaba absolutamente nada en un año en el que claramente nos dimos cuenta de que había que innovar, llevar algo que rompiese los esquemas. Para mí la mejor ese año era ‘Mos harro’ de Dilan Reka, mucho más actual, animada, bailable. En definitiva, acorde a su año, aunque quién sabe cómo lo habría hecho en Kiev (y si no, pues a OnlyFans también).

Veremos qué sucede este año en un Festivali i Këngës claramente marcado por la pandemia de la COVID-19, y cuya celebración ha estado en vilo hasta hace tan solo unos días. Nuestro análisis, en podcast, como siempre. ¡Escúchalo ya!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad